lunes, 31 de enero de 2011

06/02/2011 - 5º domingo Tiempo ordinario (A)

Inicio ..... Ciclo A ..... Ciclo B ..... Ciclo C ..... Euskera

6 de febrero de 2011

Homilias de José Antonio Pagola

5º domingo Tiempo ordinario (A)


Para leer, completas, todas las homilias de José Antonio Pagola para este domingo haz "clic" sobre el título del domingo, o "cliclea" sobre Ciclo A en el menu superior.
Lee tambien el documento "La hora de los laicos".

EVANGELIO

Vosotros sois la luz de¡ mundo.

+ Lectura del santo evangelio según san Mateo 5, 13-16

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-«Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán?
No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente.
Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte.
Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del candelero, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa.
Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo. »

Palabra de Dios.

HOMILIA

2010-2011 -
6 de febrero de 2011


SAL Y LUZ

Si los discípulos viven las bienaventuranzas, su vida tendrá una proyección social. Es Jesús mismo quien se lo dice empleando dos metáforas inolvidables. Aunque parecen un grupo insignificante en medio de aquel poderoso imperio controlado por Roma, serán «sal de la tierra» y «luz del mundo».
¿No es una pretensión ridícula? Jesús les explica cómo será posible. La sal no parece gran cosa, pero comienza a producir sus efectos, precisamente, cuando se mezcla con los alimentos y parece que ha desaparecido. Lo mismo sucede cuando se enciende una luz: sólo puede iluminar cuando la ponemos en medio de las tinieblas...

José Antonio Pagola

HOMILIA

2007-2008 -

SI LA SAL SE VUELVE SOSA

Sois la sal de la tierra.

Pocos escritos pueden sacudir hoy el corazón de los creyentes con tanta fuerza como el pequeño libro de Paul Evdokimov, El amor loco de Dios. Con fe ardiente y palabras de fuego, el teólogo de San Petersburgo, pone al descubierto nuestro cristianismo rutinario y satisfecho.
Así ve P. Evdokimov el momento actual: «Los cristianos han hecho todo lo posible para esterilizar el evangelio; se diría que lo han sumergido en un líquido neutralizante. Se amortigua todo lo que impresiona, supera o invierte. Convertida así en algo inofensivo, esta religión aplanada, prudente y razonable, el hombre no puede sino vomitarla». ¿De dónde procede este cristianismo inoperante y amortiguado?...

José Antonio Pagola

HOMILIA

2004-2005 – AL ESTILO DE JESÚS
6 de febrero de 2005


Título

---

José Antonio Pagola

HOMILIA

2001-2002 – CON FUEGO
10 de febrero de 2002


Título

(No la tenemos)

José Antonio Pagola

HOMILIA

1998-1999 – FUERZA PARA VIVIR
7 de febrero de 1999


¿DÓNDE ESTÁ LA SAL?

Vosotros sois la sal de la tierra.

Con una pincelada no exenta de cierto humor, Jesús tuvo la «ocurrencia» de definir a sus seguidores con un rasgo al que los cristianos hemos prestado probablemente poca atención. Jesús ve a sus discípulos como hombres y mujeres que deben ser «sal de la tierra». Gentes que pongan sal en la vida. «Vosotros sois la sal de la tierra. Pero, si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán?»
Los especialistas han ahondado en los diversos aspectos del simbolismo religioso de la sal, muy extendido en el mundo antiguo. La sal aparece como imagen de lo que purifica, lo que da sabor, lo que conserva y da vida a los alimentos que sostienen al hombre. Probablemente las gentes sencillas que escuchaban a Jesús captaban en toda su frescura el simbolismo encerrado en la sal, y entendían que el Evangelio puede poner en la vida del hombre un sabor y una «gracia» desconocidas…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1995-1996 – SANAR LA VIDA
4 de febrero de 1996


SAL SOSA

Si la sal se vuelve sosa...

Pocos escritos pueden sacudir hoy el corazón de los creyentes con tanta fuerza como el pequeño libro de Paul Evdokimov, «El amor loco de Dios» (Ed. Narcea, 1990). Con fe ardiente y palabras de fuego, el teólogo de San Petersburgo, pone al descubierto nuestro cristianismo rutinario y satisfecho.
Así ve P Evdokimov el momento actual: «Los cristianos han hecho todo lo posible para esterilizar el evangelio; se diría que lo han sumergido en un líquido neutralizante. Todo lo que impresiona, supera e invierte se amortigua. Convertida en algo inofensivo, la religión está aplanada, prudente y razonable, el hombre la vomita.» ¿De dónde procede este cristianismo inoperante y amortiguado?...

José Antonio Pagola

HOMILIA

1992-1993 – CON HORIZONTE
7 de febrero de 1993


LA VIDA COMO RAPIÑA

Vosotros sois la sal de la tierra.

Un día sí y otro también, saltan a los medios de comunicación nuevos casos de corrupción y fraudes escandalosos. No son hechos que han brotado de pronto entre nosotros, sino el resultado lamentable de una contradicción que ha acompañado la gestación de la moderna sociedad democrática desde sus orígenes.
Por una parte, la filosofía democrática proclama y postula libertad e igualdad para todos. Pero, por otra, un pragmatismo económico salvaje, orientado hacia el logro del máximo beneficio, segrega en el interior de esa misma sociedad democrática desigualdad y explotación de los más débiles…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1989-1990 – NUNCA ES TARDE
4 de febrero de 1990


EL CORAJE DE NO SER PERFECTOS

Si la sal se vuelve sosa.

Los seres humanos tendemos a aparecer ante los demás como más inteligentes, más buenos, más nobles de lo que realmente somos. Nos pasamos la vida tratando de ocultar nuestros defectos para aparentar ante los demás y ante nosotros mismos una perfección que no poseemos.
Los sicólogos dicen que esta tendencia se debe, sobre todo, al deseo de afirmarnos ante nosotros mismos y ante los otros para defendernos así de su posible superioridad.
Falta en nosotros la verdad de «las buenas obras» y llenamos nuestra vida de palabrería y de toda clase de disquisiciones…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1986-1987 – CONSTRUIR SOBRE LA ROCA
8 de febrero de 1987


EL DIA DE LA ASAMBLEA

Sois la luz del mundo.

El domingo es ci día de la asamblea cristiana. No es posible vivir toda la hondura del domingo cristiano de manera privada e individual i encerrados en grupos particulares. Es el día de la comunidad.
Durante la semana vivimos dispersados cada uno en sus trabajos, ocupaciones y problemas. Pero el domingo lo dejamos todo para encontrarnos, reunirnos y formar juntos la Iglesia que celebra a Jesucristo…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1983-1984 – BUENAS NOTICIAS
5 de febrero de 1984


DAR SABOR A LA VIDA

Vosotros sois la sal de la tierra...

Quizás una de las tareas más urgentes de la Iglesia de hoy sea el anseguir que la fe llegue a los hombres como «buena noticia».
Con frecuencia, entendemos la evangelización como una tarea casi c1usivamente doctrinal. Evangelizar sería llevar la doctrina de Jesucristo a aquellos que todavía no la conocen o la conocen insuficientemente.
Entonces nos preocupamos de asegurar la enseñanza religiosa y la propagación del cristianismo frente a otras ideologías y corrientes de opinión. Buscamos hombres y mujeres bien formados, que conozcan perfectamente el mensaje cristiano y lo transmitan de manera correcta. Tratamos de mejorar nuestras técnicas y organización pastoral…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1980-1981 – APRENDER A VIVIR
8 de febrero de 1981


SAL DE LA TIERRA

Vosotros sois la sal de la tierra.

Con una pincelada no exenta de cierto humor, Jesús tuvo la «ocurrencia» de definir a sus seguidores con un rasgo al que los cristianos hemos prestado probablemente poca atención.
Jesús ve a sus discípulos como hombres y mujeres que deben ser «sal de la tierra». Gentes que pongan sal en la vida. «Vosotros sois la sal de la tierra. Pero, si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán?».
Los especialistas han ahondado en los diversos aspectos del simbolismo religioso de la sal, muy extendido en el mundo antiguo. La sal aparece como imagen de lo que purifica, lo que da sabor, lo que conserva y da vida a los alimentos que sostienen al hombre…

José Antonio Pagola


Locations of visitors to this page

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La publicación de los comentarios requerirán la aceptación del administrador del blog.