lunes, 3 de enero de 2011

09/01/2011 - El Bautismo del Señor (A)

Inicio ..... Ciclo A ..... Ciclo B ..... Ciclo C ..... Euskera

9 de enero de 2011

Homilias de José Antonio Pagola

El Bautismo del Señor (A)


Para leer, completas, todas las homilias de José Antonio Pagola para este domingo haz "clic" sobre el título del domingo, o "cliclea" sobre Ciclo A en el menu superior.
Lee tambien el documento "La hora de los laicos".

EVANGELIO

Apenas se bautizó Jesús, vio que el Espíritu de Dios se posaba sobre él.

+ Lectura del santo evangelio según san Mateo 3, 13-17

En aquel tiempo, fue Jesús de Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara.
Pero Juan intentaba disuadirlo, diciéndole:
-«Soy yo el que necesito que tú me bautices,¿y tú acudes a mí?»
Jesús le contestó:
-«Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere. »
Entonces Juan se lo permitió. Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrió el cielo y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él. Y vino una voz del cielo que decía-
-«Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto.»

Palabra de Dios

HOMILIA

2010-2011 -
9 de enero de 2011


¿ESTAMOS APAGANDO EL ESPÍRITU?

Aunque el relato evangélico habla de la inmersión de Jesús en el Jordán, lo decisivo no es este bautismo de agua que recibe de manos del Bautista, sino la acogida del Espíritu que el Padre envía sobre él.
Según la mentalidad bíblica, este Espíritu hace vivir a Jesús desde el aliento vital de Dios, lleno de su amor y su fuerza creadora, entregado a liberar, transformar y potenciar la vida. Por eso, los primeros seguidores de Jesús lo recordaban como un Profeta que, "ungido por Dios con el Espíritu Santo..., pasó la vida haciendo el bien". Este es el Espíritu que ha de alentar a quienes siguen sus pasos...

José Antonio Pagola

HOMILIA

2007-2008 -
13 de enero de 2008


EL ESPÍRITU BUENO DE DIOS

El Espíritu de Dios… se posaba sobre él.

Jesús no es un hombre vacío ni disperso interiormente. No actúa por aquellas aldeas de Galilea de manera arbitraria ni movido por diferentes intereses. Los evangelios dejan claro desde el principio que Jesús vive y actúa movido por «el Espíritu de Dios».
No quieren que se le confunda con cualquier «maestro de la ley», preocupado por introducir más orden en el comportamiento de Israel. No quiere que se le identifique con un profeta falso, dispuesto a buscar un equilibrio entre la religión del templo y el poder de Roma…

José Antonio Pagola

HOMILIA

2004-2005 – AL ESTILO DE JESÚS
9 de enero de 2005


UN BAUTISMO NUEVO

Él os bautizará con Espíritu Santo.

El Bautista habla de manera muy clara: «Yo os bautizo con agua», pero esto sólo no basta. Hay que acoger en nuestra vida a otro «más fuerte», lleno de Espíritu de Dios: «El os bautizará con espíritu santo y fuego».
Son bastantes los «cristianos» que se han quedado en la religión del Bautista. Han sido bautizados con «agua», pero no conocen el bautismo del «espíritu». Tal vez, lo primero que necesitamos todos es dejamos transformar por el Espíritu que cambió totalmente a Jesús. ¿Cómo es su vida después de recibir el Espíritu de Dios?...

José Antonio Pagola

HOMILIA

2001-2002 – CON FUEGO
13 de enero de 2002


Título

(No la tenemos)

José Antonio Pagola

HOMILIA

1998-1999 – FUERZA PARA VIVIR
10 de enero de 1999


CON ESPÍRITU Y FUEGO

El Espíritu de Dios bajaba.

Según el evangelio de Mateo, Jesús viene a bautizar no con agua como hace el Bautista, sino con «Espíritu Santo y fuego» (3, 11). Por eso, en un momento crucial de su vida, Jesús proclama con fuerza: «Yo he venido a traer fuego a la tierra y cuánto desearía que hubiera ya prendido» (Le 12, 49).
El fuego es en la tradición bíblica uno de los grandes símbolos de la presencia del Dios vivo. El fuego representa para los hebreos la «santidad incandescente» de Dios, atractiva y terrible al mismo tiempo. Dios es fuego que atrae, calienta, ilumina y regenera, y es también fuego que quema, devora, transforma y purifica. En la grandiosa escena del monte Horeb, Moisés se siente atraído por la zarza que arde sin ser devorada por el fuego, pero la voz de lo alto le recuerda que no puede acercarse a Dios sin descalzar sus pies y purificarse…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1995-1996 – SANAR LA VIDA
7 de enero de 1996


DESPERTAR EL ESPÍRITU

El Espíritu de Dios bajaba.

«Ni siquiera hemos oído hablar de que haya un Espíritu Santo.» Esta fue la respuesta que recibió san Pablo cuando preguntó a los de Éfeso si habían recibido el Espíritu al ser bautizados. No sé qué responderían hoy los bautizados, pero lo cierto es que para bastantes el Espíritu Santo no tiene interés alguno. Sin embargo, «vivir del Espíritu Santo de Dios» constituía para las primeras generaciones cristianas su mayor originalidad. El mismo Bautista había bautizado sólo «con agua». Es Jesús quien bautiza a sus seguidores «con Espíritu Santo»…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1992-1993 – CON HORIZONTE
10 de enero de 1993


EXPERIENCIA PERSONAL

El Espíritu de Dios bajaba...

El encuentro con Juan el Bautista fue para Jesús una experiencia que dio un giro a su vida. Después del bautismo del Jordán, Jesús no vuelve ya a su trabajo de Nazaret; tampoco se adhiere al movimiento del Bautista. Su vida se centra ahora en un único objetivo: gritar a todos la Buena Noticia de un Dios que quiere salvar al hombre.
Pero lo que transforma la trayectoria de Jesús no son las palabras que escucha de labios del Bautista, ni el rito purificador del bautismo. Jesús vive algo más profundo. Se siente inundado por el Espíritu del Padre. Se reconoce a sí mismo como Hijo de Dios. Su vida no será en adelante sino reflejar y anunciar ese amor insondable de un Dios Padre…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1989-1990 – NUNCA ES TARDE
7 de enero de 1990


SENTIRSE BIEN

El Espíritu de Dios bajaba...

Hace unos días hemos comenzado un año nuevo. Naturalmente el nuevo calendario no cambia las cosas. Los problemas y sufrimientos siguen ahí. ¿Qué tendré que hacer yo para sentirme bien?
A veces pensamos que lo decisivo es que cambien las cosas a nuestro alrededor. Esperamos que nos sucedan cosas buenas, que las personas nos traten mejor, que todo nos vaya bien y responda a nuestros deseos.
Pero, con el pasar de los años, es imposible tanta ingenuidad. Una pregunta comienza entonces a despertarse en nosotros: Para sentirme mejor, ¿tiene que suceder algo fuera de mí o justamente dentro de mí mismo?...

José Antonio Pagola

HOMILIA

1986-1987 – CONSTRUIR SOBRE LA ROCA
11 de enero de 1987


EL TEDIO DEL DOMINGO

Cumplamos lo que Dios quiere.

Son pocos los que, en la sociedad actual, recuerdan el origen y la dimensión religiosa del domingo. Vaciado de todo contenido sagrado, el domingo se ha convertido sencillamente en una ruptura del ritmo de trabajo para poder descansar, disfrutar y divertirse.
Pero, aunque pueda parecer extraño, diferentes estudios señalan que el domingo no es precisamente un día agradable y gozoso para muchas personas.
Reducido a una dimensión puramente profana, el domingo ha venido a ser un tiempo en el que socialmente se impone una especie de obligación de sentirse alegre y feliz…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1983-1984 – BUENAS NOTICIAS
8 de enero de 1984


LA NAVIDAD NO TERMINA

Se abrió el cielo.

Con la muerte de ios últimos profetas, se había extendido en el judaísmo tardío el convencimiento general de que el pecado de Israel había alejado el Espíritu de Dios de los suyos.
Dios se calla y el pueblo sufre su silencio. Los cielos permanecen cerrados e impenetrables. Los hombres caminan tristes a través de una tierra sin horizontes.
La escena del Bautismo de Jesús narrada por los evangelios cristianos significa una noticia revolucionaria para los primeros creyentes. El cielo se abre. El Espíritu de Dios desciende de nuevo sobre los hombres. La vida no es algo cerrado. Se nos abre con Jesús un horizonte infinito…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1980-1981 – APRENDER A VIVIR
11 de enero de 1981


ESCUCHAR LA PROPIA VOCACION

Y vino una voz del cielo.

Los relatos evangélicos no se detienen demasiado en la descripción del bautismo de Jesús. Dan más importancia a la experiencia vivida por él en aquella hora, y que es determinante para su actuación futura.
Jesús no volverá ya a su casa de Nazaret. Tampoco se quedará entre los discípulos del Bautista. Animado por el Espíritu comenzará una vida nueva, totalmente entregado al servicio de su misión evangelizadora.
Podemos decir que la hora del bautismo ha sido para Jesús el momento privilegiado en el que ha experimentado su vocación profética, ha sido consciente de vivir poseído por el Espíritu del Padre, y ha escuchado la llamada a anunciar un mensaje de salvación a los hombres…

José Antonio Pagola

HOMILIA

EXPERIENCIA SANA

Tú eres mi hijo querido.

Hanna Wolf, teóloga y psicoterapeuta alemana, afirma en uno de sus trabajos sobre Jesús que él ha sido la primera persona en la historia que ha vivido y comunicado una experiencia sana de Dios, sin proyectar sobre la divinidad los miedos, fantasmas y ambiciones de los seres humanos.
Las fuentes cristianas hablan de una experiencia inicial en la que Jesús escucha del cielo estas palabras: «Tú eres mi hijo querido". El relato es una elaboración posterior, pero apunta a una realidad fácil de constatar…

José Antonio Pagola

HOMILIA

El cielo abierto

Tú eres mi hijo querido.

EL Bautista representa como pocos el esfuerzo de los hombres y mujeres de todos los tiempos por purificarse, reorientar la existencia y comenzar una vida más digna. Este es su mensaje: «Hagamos penitencia, volvamos al buen camino, pongamos orden en nuestra vida». Esto es también lo que escuchamos más de una vez en el fondo de la conciencia: «Tengo que cambiar, voy a ser mejor, he de actuar de manera más digna».
Este deseo de purificación y ascesis es noble e indispensable, pero no basta. Todos conocemos la experiencia: nos esforzamos por corregir errores, cumplimos nuestro deber con responsabilidad, hacemos mejor las cosas, pero nada realmente nuevo se despierta en nosotros, nada apasionante nos nace de dentro; pronto, el paso del tiempo nos devuelve a la mediocridad de siempre…

José Antonio Pagola


Locations of visitors to this page

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La publicación de los comentarios requerirán la aceptación del administrador del blog.