lunes, 15 de noviembre de 2010

21/11/2010 - 34º domingo Tiempo ordinario (C) Jesucristo rey del universo

Inicio ..... Ciclo A ..... Ciclo B ..... Ciclo C ..... Euskera

21 de noviembre de 2010

Homilias de José Antonio Pagola

34º Tiempo ordinario (C) Jesucristo rey del universo


Para leer, completas, todas las homilias de José Antonio Pagola para este domingo haz "clic" sobre el título del domingo, o "cliclea" sobre Ciclo C en el menu superior.
Lee tambien el documento "La hora de los laicos".

EVANGELIO

Señor, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino.

Lectura del santo evangelio según san Lucas 23,35-43

En aquel tiempo, las autoridades hacían muecas a Jesús diciendo:
- A otros ha salvado, que se salve a sí mismo, si él es el Mesías de Dios, el Elegido.
Se burlaban de él también los soldados, ofreciéndole vinagre y diciendo:
- Si eres tú el rey de los judíos, sálvate a ti mismo.
Había encima un letrero en escritura griega, latina y hebrea: «Éste es el rey de los judíos».
Uno de los malhechores crucificados lo insultaba diciendo:
- ¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros.
Pero el otro le increpaba:
- ¿Ni siquiera temes tú a Dios, estando en el mismo suplicio? Y lo nuestro es justo, porque recibimos el pago de lo que hicimos; en cambio, éste no ha faltado en nada.
Y decía:
- Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu Reino.
Jesús le respondió:
- Te lo aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraíso.

HOMILIA

2009-2010 -
21 de noviembre de 2010


CARGAR CON LA CRUZ

El relato de la crucifixión, proclamado en la fiesta de Cristo Rey, nos recuerda a los seguidores de Jesús que su reino no es un reino de gloria y de poder, sino de servicio, amor y entrega total para rescatar al ser humano del mal, el pecado y la muerte.
Habituados a proclamar la "victoria de la Cruz", corremos el riesgo de olvidar que el Crucificado nada tiene que ver con un falso triunfalismo que vacía de contenido el gesto más sublime de servicio humilde de Dios hacia sus criaturas. La Cruz no es una especie de trofeo que mostramos a otros con orgullo, sino el símbolo del Amor crucificado de Dios que nos invita a seguir su ejemplo.
Cantamos, adoramos y besamos la Cruz de Cristo porque en lo más hondo de nuestro ser sentimos la necesidad de dar gracias a Dios por su amor insondable, pero sin olvidar que lo primero que nos pide Jesús de manera insistente no es besar la Cruz sino cargar con ella…

José Antonio Pagola

HOMILIA

2006-2007 – HACERNOS DISCÍPULOS DE JESÚS
25 de noviembre de 2007


¿BURLARSE O INVOCAR?

Sálvate a ti mismo.

Lucas describe con acentos trágicos la agonía de Jesús en medio de las burlas y bromas de quienes lo rodean. Nadie parece valorar su gesto. Nadie ha captado su amor a los últimos. Nadie ha visto en su rostro la mirada compasiva de Dios al ser humano.
Desde una cierta distancia, las autoridades religiosas y el pueblo se burlan de Jesús haciendo muecas: A otros ha salvado; que se salve a sí mismo si es el Mesías. Los soldados de Pilato, al verlo sediento, le ofrecen un vino avinagrado muy popular entre ellos, mientras se ríen de él: Si tú eres rey de los judíos, sálvate a ti mismo. Lo mismo le dice uno de los delincuentes, crucificado junto a él: ¿No eres el Mesías? Pues sálvate a ti mismo.
Hasta tres veces repite Lucas la burla: Sálvate a ti mismo. ¿Qué Mesías puede ser éste si no tiene poder para salvarse a sí mismo?...

José Antonio Pagola

HOMILIA

2003-2004 – A QUIÉN IREMOS
21 de noviembre de 2004


MÁRTIR FIEL

Éste es el rey de los judíos

Los cristianos hemos atribuido al Crucificado diversos nombres: «redentor», «salvador», «rey», «liberador». Podemos acercamos a él agradecidos: él nos ha rescatado de la perdición. Podemos contemplarlo conmovidos: nadie nos ha amado así. Podemos abrazamos a él para encontrar fuerzas en medio de nuestros sufrimientos y penas.
Pero entre los primeros cristianos se le llamaba también «mártir», es decir «testigo». Un escrito llamado Apocalipsis, redactado hacia el año 95, ve en el crucificado al «mártir fiel», «testigo fiel». Desde la cruz, Jesús se nos presenta como testigo fiel de un modo de entender y de vivir la existencia identificado con los últimos.
Se identificó tanto con las víctimas inocentes que terminó como ellas…

José Antonio Pagola

HOMILIA

2000-2001 – BUSCAR LAS RAÍCES
25 de noviembre de 2001


Título

(No se encuentra)

José Antonio Pagola

HOMILIA

1997-1998 – UN CAMINO DIFERENTE
22 de noviembre de 1998


¿BURLARSE O INVOCAR?

Se burlaban de él

Son muchos los que se ríen hoy de las creencias religiosas y hacen caricatura permanente del creyente. Basta encender el televisor o asomarse a las revistas y semanarios de moda, para encontrarse con toda clase de burlas y parodias sobre el hecho religioso. Se diría que una actitud de modernidad y permisividad progresista ha de llevar consigo necesariamente el sarcasmo y la irreverencia hacia todo lo sagrado.
A veces da la impresión de que el creyente ha de ser considerado como un estúpido al que, en el fondo, se tolera, pero cuya postura religiosa dice muy poco en favor de su madurez humana y cultural. Si la fe es «eso» que nos presenta tantas veces la pequeña pantalla del televisor, ciertamente está destinada a ser alimento de personas enfermas y subdesarrolladas. Los ataques y las burlas se crecen todavía más cuando se trata de presentar a la Iglesia como una institución reaccionaria, totalitaria y ligada siempre al poder…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1994-1995 – VIVIR DESPIERTOS
26 de noviembre de 1995


Título

(No se encuentra)

José Antonio Pagola

HOMILIA

1991-1992 – SIN PERDER LA DIRECCIÓN
22 de noviembre de 1992


TODO TERMINARA BIEN

Acuérdate de mí.

Estadísticas realizadas en diversos países de Europa muestran que sólo un cuarenta por ciento de las personas creen hoy en la vida eterna y que, además, para muchas de ellas esta fe ya no tiene fuerza o significado alguno en su vida diaria.
Pero lo más sorprendente en estas estadísticas es algo que también entre nosotros he podido comprobar en más de una ocasión. No son pocos los que dicen creer realmente en Dios y, al mismo tiempo, piensan que no hay nada más allá de la muerte.
Y, sin embargo, creer en la vida eterna no es una arbitrariedad de algunos cristianos, sino la consecuencia de la fe en un Dios al que sólo le preocupa la felicidad total del ser humano…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1988-1989 – CONSTRUIR SOBRE LA ROCA
26 de noviembre de 1989


DESPUES DE LA BURLA

Se burlaban de él...

Son muchos los que se ríen hoy de las creencias religiosas y hacen caricatura permanente del creyente. Basta encender el televisor o asomarse a las revistas y semanarios de moda, para encontrarse con toda clase de burlas y parodias sobre el hecho religioso.
Se diría que una actitud de modernidad y permisividad progresista ha de llevar consigo necesariamente el sarcasmo y la irreverencia hacia todo lo sagrado.
A veces da la impresión de que el creyente ha de ser considerado como un estúpido al que, en el fondo, se tolera pero cuya postura religiosa dice muy poco en favor de su madurez humana y cultural.
Si la fe es “eso” que nos presenta tantas veces la pequeña pantalla del televisor, ciertamente está destinada a ser alimento de personas enfermas y subdesarrolladas…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1985-1986 – BUENAS NOTICIAS
23 de noviembre de 1986


CON LA PROPIA SANGRE

Este es el Rey...

De manera paradójica, el día en que celebramos a Cristo como Rey, se nos ofrece a los creyentes la imagen de Jesús reinando desde una cruz. Un Rey que establece su reino de justicia y paz a base de su propia sangre.
Hay en la cruz un mensaje que no siempre hemos escuchado los cristianos y es éste: Al hombre se le salva derramando por él nuestra propia sangre y no la de los otros.
¿Puede este Jesús crucificado decirnos algo válido, vivo, concreto a los que estamos viviendo envueltos por la violencia y el terrorismo?
¿Es el mensaje de la cruz inservible? ¿Es una utopía inútil y perniciosa recordar que desde la fe en el crucificado es más humano dejar- se matar por una causa que matar por ella? ¿No vamos a gritar nunca los creyentes nuestra fe con radicalidad?
Todos sabíamos que la violencia deshumaniza profundamente al que la práctica y que desata una lógica de violencia siempre mayor…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1982-1983 – APRENDER A VIVIR
20 de noviembre de 1983

MANIPULACION DE UN REY

Este es el Rey de los judíos.

La imagen que cada uno de los cristianos nos hacemos de Cristo tiene una importancia decisiva pues condiciona esencialmente nuestra manera de entender y vivir la fe cristiana.
Una imagen unilateral y falseada de Cristo nos llevará inevitablemente a vivir la fe de una manera unilateral y falsa. De ahí la importancia de tomar conciencia de las posibles deformaciones y manipulaciones que consciente o inconscientemente adulteran nuestra fe.
Puede suceder que, en lugar de adherirnos a Cristo y escuchar su mensaje interpelador, estemos proyectando sobre Jesús nuestros deseos, anhelos y aspiraciones, convirtiendo a Cristo en mero símbolo de nuestra propia ideología al servicio de nuestros propios intereses.
Algo de esto ha sucedido, sin duda, con Cristo Rey…

José Antonio Pagola


Locations of visitors to this page

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La publicación de los comentarios requerirán la aceptación del administrador del blog.