lunes, 14 de marzo de 2011

20/03/2011 - 2º domingo de Cuaresma (A)

Inicio ..... Ciclo A ..... Ciclo B ..... Ciclo C ..... Euskera

20 de marzo de 2011

Homilias de José Antonio Pagola

No te pierdas:
- Jesús de Nazaret hoy

2º domingo de Cuaresma (A)


Para leer, completas, todas las homilias de José Antonio Pagola para este domingo haz "clic" sobre el título del domingo, o "cliclea" sobre Ciclo A en el menu superior.
Lee tambien el documento "La hora de los laicos".

EVANGELIO

Su rostro resplandecía como el sol.

+ Lectura del santo evangelio según san Mateo 17, 1-9

En aquel tiempo, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan y se los llevó aparte a una montaña alta.
Se transfiguró delante de ellos, y su rostro resplandecía como el sol, y sus vestidos se volvieron blancos como la luz.
Y se les aparecieron Moisés y Elías conversando con él.
Pedro, entonces, tomó la palabra y dijo a Jesús:
-«Señor, ¡qué bien se está aquí! Si quieres, haré tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.»
Todavía estaba hablando cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra, y una voz desde la nube decía:
-«Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto. Escuchadlo.»
Al oírlo, los discípulos cayeron de bruces, llenos de espanto.
Jesús se acercó y, tocándolos, les dijo:
-«Levantaos, no temáis.»
Al alzar los ojos, no vieron a nadie más que a Jesús, solo.
Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó:
«No contéis a nadie la visión hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos.»

Palabra de Dios.

HOMILIA

2010-2011 -
20 de marzo de 2011

MIEDO A JESÚS

La escena conocida como "la transfiguración de Jesús" concluye de una manera inesperada. Una voz venida de lo alto sobrecoge a los discípulos: «Este es mi Hijo amado»: el que tiene el rostro transfigurado. «Escuchadle a él». No a Moisés, el legislador. No a Elías, el profeta. Escuchad a Jesús. Sólo a él.
«Al oír esto, los discípulos caen de bruces, llenos de espanto». Les aterra la presencia cercana del misterio de Dios, pero también el miedo a vivir en adelante escuchando sólo a Jesús. La escena es insólita: los discípulos preferidos de Jesús caídos por tierra, llenos de miedo, sin atreverse a reaccionar ante la voz de Dios.
La actuación de Jesús es conmovedora: «Se acerca» para que sientan su presencia amistosa. «Los toca» para infundirles fuerza y confianza. Y les dice unas palabras inolvidables: «Levantaos. No temáis». Poneos de pie y seguidme. No tengáis miedo a vivir escuchándome a mí...

José Antonio Pagola

HOMILIA

2007-2008 - RECREADOS POR JESÚS
17 de febrero de 2008


ESCUCHAR SÓLO A JESÚS

Escuchadlo

Jesús torna consigo a sus discípulos más íntimos y los lleva a una «montaña alta». No es la montaña a la que le ha llevado el tentador para ofrecerle el poder y la gloria de «todos los reinos del mundo». Es la montaña en la que sus más íntimos van a poder descubrir el camino que lleva a la gloria de la resurrección.
El rostro transfigurado de Jesús «resplandece como el sol» y manifiesta en qué consiste su verdadera gloria. No proviene del diablo sino de Dios su Padre. No se alcanza por los caminos satánicos del poder mundano, sino por el camino paciente del servicio oculto, el sufrimiento y la crucifixión…

José Antonio Pagola

HOMILIA

2004-2005 – AL ESTILO DE JESÚS
20 de febrero de 2005


MIEDO

Éste es mi Hijo amado... escuchadlo

Probablemente es el miedo lo que más paraliza a los cristianos en el seguimiento fiel a Jesucristo. En la Iglesia actual hay pecado y debilidad pero hay, sobre todo, miedo a correr riesgos; hemos comenzado el tercer milenio sin audacia para renovar creativamente la vivencia de la fe cristiana. No es difícil señalar alguno de estos miedos.
Hay miedo a lo nuevo como si «conservar el pasado» garantizara automáticamente la fidelidad al Evangelio. Es cierto que el Concilio Vaticano II afirmó de manera rotunda que en la Iglesia ha de haber «una constante reforma» pues «como institución humana la necesita permanentemente». Sin embargo, no es menos cierto que lo que mueve en estos momentos a la Iglesia no es tanto un Espíritu de renovación como un instinto de conservación…

José Antonio Pagola

HOMILIA

2001-2002 – CON FUEGO
24 de febrero de 2002


Título

(No la tenemos)

José Antonio Pagola

HOMILIA

1998-1999 – FUERZA PARA VIVIR
28 de febrero de 1999


PARARSE A PENSAR

Este es mi Hijo... Escuchadlo

Todavía hace unos años era la religión la que ofrecía a la mayoría de las personas criterios para comprender la realidad y principios para orientar la vida con sentido y responsabilidad. Hoy, por el contrario, son muchos los que prescinden de toda religión para enfrentarse solos y sin guía alguna a su vida, sus deseos, miedos y expectativas.
No es tarea fácil. Probablemente nunca le ha resultado al individuo tan difícil y problemático el pararse para pensar, reflexionar y elaborar decisiones sobre sí mismo y sobre lo importante de su vida. Vivimos sumergidos en una «cultura de la intrascendencia», que ata a las personas al «aquí» y al «ahora» haciéndoles vivir sólo para lo inmediato, sin apertura alguna al misterio último de la vida. Nos movemos en una «cultura del divertimiento», que arranca al individuo de sí mismo y lo hace vivir olvidado de las grandes cuestiones que lleva en su corazón el ser humano…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1995-1996 – SANAR LA VIDA
3 de marzo de 1996


MIEDOS

Levantaos, no temáis

¿Qué le está pasando al hombre de hoy? Nunca había tenido antes tantos conocimientos para controlar la vida; jamás había poseído tantos recursos técnicos y científicos para resolver sus problemas. Sin embargo, el hombre actual sigue viviendo con muchos miedos. Según no pocos estudiosos, más inseguro y amenazado que en épocas anteriores, anidando en su interior miedos de todo tipo, a veces sin razón aparente. ¿Por qué se escucha a tantos esa extraña frase: «Todo me da miedo»?
El prestigioso psiquíatra y buen amigo, Vicente Madoz, ha publicado recientemente un excelente trabajo titulado Los miedos del hombre moderno (EVD, 1997) donde, con la clarividencia y sencillez del verdadero experto, va analizando tanto los miedos irracionales del hombre actual como sus miedos concretos: locura, enfermedad, vejez, muerte, fracaso, desamor, soledad…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1992-1993 – CON HORIZONTE
7 de marzo de 1993


ENCONTRARSE CON DIOS

Este es mi Hijo... Escuchadle

Para encontrarse con Dios, lo importante no es darle muchas vueltas a la cabeza. Tampoco se trata de hacer esfuerzos sobrehumanos para llegar hasta lo impenetrable, ni de proferir fuertes gritos para hacernos oír por El.
Lo primero es hacer silencio, por fuera y por dentro, y escuchar su presencia en nosotros. Sosegar nuestra casa interior para acoger al que habita en nosotros. Como dice J. Martín Velasco, .afinar el oído para captar el murmullo, casi siempre suave como la brisa, de su paso»…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1989-1990 – NUNCA ES TARDE
11 de marzo de 1990


LITERATURA DE CONSUMO

Escuchadle a El

Basta observar la instalación de nuevos quioscos y la oferta de revistas en la esquina de cualquier calle para constatar que sigue creciendo el número de lectores que se acercan, cada fin de semana, a alimentarse de esa literatura llamada de consumo.
Según los estudios realizados en España, unos quince millones de personas leen semanalmente revistas ilustradas del estilo de «¡Hola!», «Interviú», «Semana», «Pronto», «Diez Minutos»...
El objetivo de este tipo de revistas no es la reflexión ni la formación cultural o estética. Sólo pretenden entretener, distraer y producir ciertas emociones. Aunque se llaman «revistas de información», únicamente seleccionan aquello que puede resultar atractivo, sensacionalista o llamativo…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1986-1987 – CONSTRUIR SOBRE LA ROCA
15 de marzo de 1987


VIDA INSENSATA

Escuchadle...

Sin duda, son muchos los hombres y mujeres que no se atreven a enfrentarse a las cuestiones más hondas que llevan en su corazón. Tal vez, son todavía más los que, al vivir volcados hacia fuera y sin tiempo para encontrarse consigo mismos, no son capaces de escuchar las aspiraciones y anhelos que surgen en su interior.
No es sólo una cuestión de postura personal. La sociedad tecnológica en que vivimos nos ha habituado a estudiar casi exclusivamente el funcionamiento de las cosas y parece quitarnos lucidez y coraje para conocernos a nosotros mismos y plantearnos sinceramente las cuestiones más radicales de nuestra existencia…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1983-1984 – BUENAS NOTICIAS
18 de marzo de 1984


HUMANIZAR LOS CONFLICTOS

«escuchadle... »

Para el cristiano la actitud de «escucha» es algo esencial. Sólo el que sabe escuchar y prestar atención a la voz de la verdad que sale de Jesús, puede crecer como creyente. Así se nos invita hoy en el relato evangélico: «Este es mi Hijo... escuchadle».
Esta escucha no es sólo una disponibilidad general ante las palabras de Jesús. Es una voluntad eficaz de configurar nuestro estilo de vida siguiendo las huellas del Maestro.
Por eso, no nos ha de extrañar que, en su carta pastoral de cuaresma, nuestros obispos nos inviten a ver en Jesús el modelo de actuación concreta que puede guiar nuestra conducta en medio de una sociedad tan conflictiva como la nuestra…

José Antonio Pagola

HOMILIA

1980-1981 – APRENDER A VIVIR
15 de marzo de 1981


INSTALARSE

Haré tres tiendas.

Todo hombre corre el riesgo de «instalarse» en la vida, buscando el refugio cómodo que le permita vivir tranquilo, sin sobresaltos ni preocupaciones excesivas, renunciando a cualquier otra aspiración.
Logrado ya un cierto éxito profesional, encauzada la familia y asegurado, de alguna manera, el porvenir, es fácil dejarse atrapar por un conformismo cómodo que nos permita seguir caminando en la vida de la manera más confortable.
Es el momento de buscar una atmosfera agradable y acogedora. Vivir relajado en un ambiente feliz. Hacer del hogar un refugio entrañable. Un lugar para descansar. Un rincón para leer y oír buena música. Saborear unas verdaderas vacaciones. Asegurar unos fines de semana agradables...

José Antonio Pagola

HOMILIA

EN LO SECRETO

Los hechos más importantes de nuestra vida acontecen dentro de nosotros. En lo secreto del corazón, ante la mirada insondable de Dios. Ahí se recompone nuestro ser, tal vez roto y maltratado por la vida. Ahí se decide la orientación que queremos dar a nuestra existencia en un momento determinado. Ahí se despierta de nuevo la luz y el aliento para seguir caminando.
Tarde o temprano, todos nos podemos ver sacudidos por la crisis. No sabemos exactamente lo que nos sucede, pero nos sentimos mal. La paz ha desaparecido de nuestro corazón. Nada logra iluminarnos por dentro. Nadie consigue alentarnos desde fuera. ¿Quién nos puede arrancar de «las tinieblas»?...

José Antonio Pagola

HOMILIA

NUEVA IDENTIDAD

Para ser cristiano, lo importante no es qué cosas cree una persona sino qué relación vive con Jesús. Las creencias, por lo general, no cambian nuestra vida. Uno puede creer que existe Dios, que Jesús ha resucitado y muchas cosas más, pero no ser un buen cristiano. Es la adhesión a Jesús y el contacto con él lo que nos puede transformar.
En las fuentes cristianas se puede leer una escena que, tradicionalmente, se ha venido en llamar la «transfiguración» de Jesús. Ya no es posible hoy reconstruir la experiencia histórica que dio origen al relato. Sólo sabemos que era un texto muy querido entre los primeros cristianos pues, entre otras cosas, les animaba a creer sólo en Jesús…

José Antonio Pagola

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La publicación de los comentarios requerirán la aceptación del administrador del blog.