lunes, 30 de agosto de 2010

05/09/2010 - 23º domingo del Tiempo ordinario (C)

Inicio ..... Ciclo A ..... Ciclo B ..... Ciclo C ..... Euskera

5 de septiembre de 2010

Homilias de José Antonio Pagola

23º Tiempo ordinario (C)


Para leer, completas, todas las homilias de José Antonio Pagola para este domingo haz "clic" sobre el título del domingo, o "cliclea" sobre Ciclo C en el menu superior.
Lee tambien el documento "La hora de los laicos".

EVANGELIO

El que no renuncia a todo, no puede ser discípulo mío.

Lectura del santo evangelio según san Lucas 14,25-33

En aquel tiempo, mucha gente acompañaba a Jesús; él se volvió y les dijo:
- Si alguno se viene conmigo y no pospone a su padre y a su madre, y a su mujer y a sus hijos, y a sus hermanos y a sus hermanas, e incluso a sí mismo, no puede ser discípulo mío.
Quien no lleve su cruz detrás de mí, no puede ser discípulo mío.
Así, ¿quién de vosotros, si quiere construir una torre, no se sienta primero a calcular los gastos, a ver si tiene para terminarla?
No sea que, si echa los cimientos y no puede acabarla, se pongan a burlarse de él los que miran, diciendo: «Este hombre empezó a construir y no ha sido capaz de acabar».
¿O qué rey, si va a dar la batalla a otro rey, no se sienta primero a deliberar si con diez mil hombres podrá salir al paso del que lo ataca con veinte mil?
Y si no, cuando el otro está todavía lejos, envía legados para pedir condiciones de paz.
Lo mismo vosotros: el que no renuncia a todos sus bienes, no puede ser discípulo mío.

HOMILIA

2009-2010 -
5 de septiembre de 2010


REALISMO RESPONSABLE

Los ejemplos que emplea Jesús son muy diferentes, pero su enseñanza es la misma: el que emprende un proyecto importante de manera temeraria, sin examinar antes si tiene medios y fuerzas para lograr lo que pretende, corre el riesgo de terminar fracasando.
Ningún labrador se pone a construir una torre para proteger sus viñas, sin tomarse antes un tiempo para calcular si podrá concluirla con éxito, no sea que la obra quede inacabada, provocando las burlas de los vecinos. Ningún rey se decide a entrar en combate con un adversario poderoso, sin antes analizar si aquella batalla puede terminar en victoria o será un suicidio.
A primera vista, puede parecer que Jesús está invitando a un comportamiento prudente y precavido, muy alejado de la audacia con que habla de ordinario a los suyos. Nada más lejos de la realidad. La misión que quiere encomendar a los suyos es …


José Antonio Pagola

HOMILIA

2006-2007 – HACERNOS DISCÍPULOS DE JESÚS
9 de septiembre de 2007


CRISTIANOS LÚCIDOS

¿Quién de vosotros, si quiere construir una torre…?

Es un error pretender ser«discípulos» de Jesús sin detenerse nunca a reflexionar sobre las exigencias concretas que encierra seguir sus pasos, y sobre las fuerzas con que hemos de contar para ello. Nunca pensó Jesús en seguidores inconscientes, sino en personas lúcidas y responsables.
Las dos imágenes que emplea son muy concretas. Nadie se pone a «construir una torre» sin tomarse un tiempo para reflexionar sobre cómo debe actuar para lograr acabarla. Sería un fracaso empezar a «construir» y no poder llevar a término la obra iniciada.
El evangelio que propone Jesús es una manera de «construir» la vida. Un proyecto ambicioso, capaz de transformar nuestra existencia. Por eso no es posible …

José Antonio Pagola

HOMILIA

2003-2004 – A QUIÉN IREMOS
5 de septiembre de 2004


MÁS QUE UNA OPINIÓN

… no puede ser discípulo mío.

No es fácil saber qué está pasando en la conciencia religiosa de los individuos. Aunque convivimos en la misma sociedad y nos encontramos diariamente en el hogar, el trabajo o en las relaciones sociales, lo cierto es que pocas veces sabemos de verdad algo de lo que piensa el otro acerca de Dios, de la fe o del sentido último de la vida. Cada uno vive en su interior interrogantes, dudas o búsquedas que no conocemos.
Sin embargo, es difícil sustraerse a una impresión. Sin verlo, sin poder precisarlo con claridad, parece que va penetrando entre nosotros una nueva forma de pensar, de actuar y de vivir que ya no está marcada por la fe cristiana.
Se diría que, poco a poco, …

José Antonio Pagola

HOMILIA

2000-2001 – BUSCAR LAS RAÍCES
Fecha


Título

(No se encuentra)

José Antonio Pagola

HOMILIA

1997-1998 – UN CAMINO DIFERENTE
Año 1998


SENTARSE

No se sienta primero.

Son muchos los que viven sin detenerse nunca en su camino. Jamás se paran para preguntarse por el sentido de su vida o para reflexionar sobre el rumbo que va tomando con el pasar de los años. No conocen la sabiduría de quien se retira de vez en cuando a la soledad o, simplemente, se recoge en su habitación para «meditar» su vida.
En el relato evangélico (Le 14, 28-32), Jesús emplea dos imágenes: la del hombre que quiere construir una torre y la del rey que se ve obligado a afrontar a un enemigo que viene a su encuentro. En ambos casos, se repite lo mismo: los dos personajes «se sientan» a reflexionar sobre las exigencias, los riesgos y las fuerzas con que cuentan para enfrentarse sabiamente a su vida.
¿Por qué no «sentarnos», terminadas ya las vacaciones, para reflexionar sobre la vida que reanudamos estos días? Esta reflexión nos ayudará a …

José Antonio Pagola

HOMILIA

1994-1995 – VIVIR DESPIERTOS
Fecha


Título

(No se encuentra)

José Antonio Pagola

HOMILIA

1991-1992 – SIN PERDER LA DIRECCIÓN
Año 1992

SUFRIR DE MANERA MAS HUMANA

Quien no lleve la cruz detrás de mí

Todos queremos ser felices. Por caminos diferentes, con más o menos acierto, todos nos esforzamos por alcanzar «algo» que llamamos «felicidad» y que nos atrae desde lo más hondo de nuestro ser. Pero, tarde o temprano, todos nos encontramos en la vida con el sufrimiento.
Por mucho que se esfuerce en evitarlo, todo hombre o mujer termina experimentando en su propia carne la verdad de las palabras de Job: «El hombre, nacido de mujer, es corto de días y harto de inquietudes.»
Sin duda, los sufrimientos de cada persona son diferentes y pueden deberse a factores muy diversos. Pero …

José Antonio Pagola

HOMILIA

1988-1989 – CONSTRUIR SOBRE LA ROCA
Año 1989


UN OLVIDO GRAVE

Quien no lleve su cruz.

En el cristianismo la cruz es el criterio decisivo para verificar todo lo que merece llamarse cristiano. Y cuando las generaciones cristianas la olvidan, el cristianismo se aburguesa, se diluye y pierde su fuerza.
Por eso, los creyentes hemos de preguntarnos cuál es el significa do más original de la llamada de Jesús: “Quien no lleve su cruz detrás de mi, no puede ser discípulo mío”.
Aunque parezca sorprendente, los cristianos hemos desarrollado con frecuencia diversos aspectos de la cruz, pero hemos olvidado el primero y más fundamental.
Así, hay cristianos que piensan que seguir al Crucificado es …

José Antonio Pagola

HOMILIA

1985-1986 – BUENAS NOTICIAS
Año 1986


VOLVER A LO ESENCIAL

El que no renuncia a todos sus bienes…

Hay momentos en la vida de los pueblos y en nuestra propia vida individual en los que es más fácil escuchar la llamada a enraizarnos en lo esencial.
Muchos de nosotros estamos viviendo estos días un estado de ánimo en el que se entremezclan el mal sabor del retorno al trabajo diario y el desconcierto por la tragedia que ha inundado nuestra tierra.
Tal vez, más de uno ha sentido estos días la impotencia del ser humano y ha gritado en su corazón que el destino del hombre es demasiado difícil, demasiado triste e injusto.
Por otra parte, el regreso a la vida ordinaria de trabajo, problemas y preocupaciones nos recuerda de nuevo el riesgo de …

José Antonio Pagola

HOMILIA

1982-1983 – APRENDER A VIVIR
Año 1993

NUESTROS “IDOLOS” PRIVADOS

El que no renuncia a todos sus bienes…

Hay algo que resulta escandaloso e insoportable a quien se acerca a Jesús desde el clima de autonomía, autosuficiencia y afirmación personal del hombre del siglo veinte.
Jesús es radical a la hora de pedir una adhesión a su persona. El hombre debe saber subordinarlo todo al seguimiento incondicional a Jesús.
No se trata de un «consejo evangélico» para un grupo de cristianos selectos o una élite de esforzados seguidores. Es la condición indispensable de todo discípulo. Las palabras de Jesús son claras y rotundas. «El que no renuncia a todos sus bienes, no puede ser discípulo mío».
El hombre siente desde lo más hondo de su ser el anhelo de la libertad. La vida se nos ofrece con frecuencia como …

José Antonio Pagola


Locations of visitors to this page

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La publicación de los comentarios requerirán la aceptación del administrador del blog.