lunes, 2 de agosto de 2010

08/'8/2010 - 19º domingo del Tiempo ordinario (C)

Inicio ..... Ciclo A ..... Ciclo B ..... Ciclo C ..... Euskera

8 de agosto de 2010

Homilias de José Antonio Pagola

19º domingo del Tiempo ordinario (C)


Para leer, completas, todas las homilias de José Antonio Pagola para este domingo haz "clic" sobre el título del domingo, o "cliclea" sobre Ciclo C en el menu superior.
Lee tambien el documento "La hora de los laicos".

EVANGELIO

Estad preparados.

Lectura del santo evangelio según san Lucas 12,32-48

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
[No temas, pequeño rebaño: porque vuestro Padre ha tenido a bien daros el reino.
Vended vuestros bienes, y dad limosna; haceos talegas que no se echen a perder, y un tesoro inagotable en el cielo, adonde no se acercan los ladrones ni roe la polilla. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.]
Tened ceñida la cintura y encendidas las lámparas: vosotros estad como los que aguardan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle, apenas venga y llame.
Dichosos los criados a quienes el señor, al llegar, los encuentre en vela: os aseguro que se ceñirá, los hará sentar a la mesa y los irá sirviendo.
Y si llega entrada la noche o de madrugada, y los encuentra así, dichosos ellos.
Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora viene el ladrón, no le dejaría abrir un boquete.
Lo mismo vosotros, estad preparados, porque a la hora que menos penséis, viene el Hijo del hombre.
[Pedro le preguntó:
- Señor, ¿has dicho esa parábola por nosotros o por todos?
El Señor le respondió:
- ¿Quién es el administrador fiel y solícito a quien el amo ha puesto al frente de su servidumbre para que les reparta la ración a sus horas?
Dichoso el criado a quien su amo al llegar lo encuentre portándose así. Os aseguro que lo pondrá al frente de todos sus bienes.
Pero si el empleado piensa: «Mi amo tarda en llegar», y empieza a pegarles a los mozos y a las muchachas, a comer y beber y emborracharse, llegará el amo de ese criado el día y a la hora que menos lo espera y lo despedirá, condenándolo a la pena de los que no son fieles.
El criado que sabe lo que su amo quiere y no está dispuesto a ponerlo por obra recibirá muchos azotes; el que no lo sabe, pero hace algo digno de castigo, recibirá pocos.
Al que mucho se le dio mucho se le exigirá; al que mucho se le confió más se le exigirá.]

HOMILIA

2009-2010 -
8 de agosto de 2010


LOS NECESITAMOS MÁS QUE NUNCA

Las primeras generaciones cristianas se vieron muy pronto obligadas a plantearse una cuestión decisiva. La venida de Cristo resucitado se retrasaba más de lo que habían pensado en un comienzo. La espera se les hacía larga. ¿Cómo mantener viva la esperanza? ¿Cómo no caer en la frustración, el cansancio o el desaliento?
En los evangelios encontramos diversas exhortaciones, parábolas y llamadas que sólo tienen un objetivo: mantener viva la responsabilidad de las comunidades cristianas. Una de las llamadas más conocidas dice así: «Tened ceñida la cintura y encendidas las lámparas». ¿Qué sentido pueden tener estas palabras para nosotros, después de veinte siglos de cristianismo?
Las dos imágenes son muy expresivas. Indican la actitud que han de tener los criados que están esperando de noche a que regrese su señor, para abrirle el portón de la casa en cuanto llame. Han de estar con «la cintura ceñida», es decir, con la túnica arremangada para poder moverse y actuar con agilidad. Han de estar con «las lámparas encendidas» para tener la casa iluminada y mantenerse despiertos.
Estas palabras de Jesús son también hoy una llamada a …

José Antonio Pagola

HOMILIA

2006-2007 – HACERNOS DISCÍPULOS DE JESÚS
12 DE AGOSTO DE 2007


CUIDADO CON EL DINERO

No se puede servir a Dios y al Dinero.

Jesús tenía una visión muy lúcida sobre el dinero. La resumía en una frase breve y contundente: «No se puede servir a Dios y al Dinero». Es imposible. Ese Dios que busca con pasión una vida más digna y justa para los pobres, no puede reinar en la vida de una persona dominada por el dinero.
Pero no se quedaba sólo en este principio de carácter general. Con su vida y su palabra se esforzaba por enseñar a los ricos de Galilea y a los campesinos pobres de las aldeas cuál era la manera más humana de «atesorar».
En realidad no todos podían hacerse con un tesoro. Sólo los ricos de Séforis y Tiberíades podían acumular monedas de oro y plata. A ese tesoro se le llamaba «mamona», es decir, dinero que está seguro o que da seguridad. En las aldeas no circulaban esas monedas de gran valor. Algunos campesinos se hacían …

José Antonio Pagola

HOMILIA

2003-2004 – A QUIÉN IREMOS
8 de agosto de 2004

VIVIR DORMIDOS

Estad preparados

Uno de los riesgos que amenazan constantemente al hombre de la sociedad actual es caer en una vida superficial, mecánica, rutinaria, masificada... de la que no es fácil escapar. Con el pasar de los años, los proyectos, las metas y los ideales de mucha gente terminan reduciéndose y empobreciéndose. Desgraciadamente, no son pocos los que se levantan cada día sólo para «ir tirando».
¿Dónde encontrar un principio humanizador, desalienante, capaz de liberar a la persona de la superficialidad, la masificación, la banalidad, el aturdimiento y el vacío interior?
Es sorprendente la insistencia con que Jesús habla de …

José Antonio Pagola

HOMILIA

2000-2001 – BUSCAR LAS RAÍCES
Año 2001

Título

---

José Antonio Pagola

HOMILIA

1997-1998 – UN CAMINO DIFERENTE
Año 1998

LA HORA DE LOS LAICOS

Tened ceñida la cintura.

Muchos teólogos lo consideran el dato más positivo y prometedor de este final de siglo dentro de la Iglesia: los laicos van tomando conciencia cada vez más viva de su responsabilidad en la vida y la marcha de las comunidades eclesiales. La Iglesia está dejando de ser «un asunto de curas y monjas» para convertirse en la comunidad de todos los que se sienten seguidores de Cristo.
Los datos están ahí. La transmisión de la fe a niños y jóvenes sería hoy impensable sin la labor generosa de tantos catequistas, monitores y educadores laicos. El trabajo pastoral de muchas parroquias se vendría abajo sin la participación de tan tos hombres y mujeres en las diversas tareas y organismos. Su presencia en el altar para proclamar la Palabra de Dios o distribuir la comunión es sólo un exponente visible de que su intervención será cada vez más decisiva en la comunidad cristiana.
Sin embargo, no resulta fácil liberarse de la inercia y el peso de largos siglos de clericalismo. Los laicos que se sienten miembros activos y responsables son …

José Antonio Pagola

HOMILIA

1994-1995 – VIVIR DESPIERTOS
Año 1995

Título

---

José Antonio Pagola

HOMILIA

1991-1992 – SIN PERDER LA DIRECCIÓN
Año 1992

¿QUE BUSCO YO?

Donde está vuestro tesoro...

He estado estos días saboreando una interesante conferencia de Teilhard de Chardin pronunciada en Pekín, en diciembre de 1943, en torno al tema de la felicidad. Según el eminente científico y pensador, se pueden distinguir, de manera general, tres posturas diferentes ante la vida.
Están, en primer lugar, los pesimistas. Para este grupo de personas, la vida es algo peligroso y malo. Lo importante es huir de los problemas, saber defenderse lo mejor posible. Según Teilhard, esta actitud llevada al extremo, conduce al escepticismo oriental o al pesimismo existencialista. Pero de forma atenuada aparece en muchas personas: «¿qué vivir?», «todo da lo mismo», «¿qué buscar?»
Están, luego, los vividores que sólo se preocupan de …

José Antonio Pagola

HOMILIA

1988-1989 – CONSTRUIR SOBRE LA ROCA
Añon 1989

CREENCIAS DE REEMPLAZO

Donde está vuestro tesoro...

No deberíamos arrinconar ligeramente esas sentencias de Jesús que encontramos en los evangelios, breves y concisas en su formulación, pero llenas de honda sabiduría.
He aquí la que hoy escuchamos de sus labios: “Donde está vuestro tesoro, allí estará vuestro corazón». El corazón del hombre, centro decisivo de la persona según la mentalidad judía, se apega siempre a su tesoro. De ahí la importancia decisiva de que elijamos bien ese tesoro.
¿Dónde está el corazón del hombre contemporáneo? ¿Dónde ha puesto su tesoro?
Ciertamente, para muchos ya no parece estar en Dios. La fe no está de moda. Dios ha quedado devaluado y no parece ya capaz de llenar o enriquecer el corazón y la vida de las personas.
Alguien ha dicho con aire desenfadado que …

José Antonio Pagola

HOMILIA

1985-1986 – BUENAS NOTICIAS
Año 1986

¿DONDE PONER EL CORAZÓN?

Un tesoro inagotable en el cielo...

El hombre actual está perdiendo su fe ingenua en las posibilidades ilimitadas del desarrollo tecnológico.
Aumenta cada vez más el número de los que toman conciencia de que el mismo poder que permite al hombre crear nuevos estilos de vida, lleva consigo un potencial de autodestrucción y degradación.
Y por si fuera poco, la grave crisis económica que estamos sufriendo ha terminado de desconcertar a los más optimistas.
No es extraño, entonces, que crezca el escepticismo, la falta de fe en las ideologías, la desconfianza en los grandes sistemas. Al hombre actual se le hace difícil creer en algo que sea válido y verdadero para siempre. No sabe ya dónde «poner su corazón».
Son muchos los que viven «a la deriva» sin esperanza ni …

José Antonio Pagola

HOMILIA

1982-1983 – APRENDER A VIVIR
Año 1983


VIVIR DORMIDOS

Estad preparados.

Uno de los riesgos que amenazan constantemente al hombre de la sociedad actual es el caer en una vida superficial, mecánica, rutinaria, masificada... de la que no es fácil escapar.
Con el pasar de los años, los proyectos, las metas y los ideales de mucha gente terminan reduciéndose y empobreciéndose poco a poco. Desgraciadamente, no son pocos los que se levantan cada día sólo para «ir tirando».
¿Dónde encontrar un principio humanizador, desalienante, capaz de liberar al hombre de la superficialidad, la masificación, la banalidad, el aturdimiento y el vacío interior?
Es sorprendente la insistencia con que Jesús habla de la …

José Antonio Pagola


Locations of visitors to this page

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La publicación de los comentarios requerirán la aceptación del administrador del blog.