lunes, 13 de septiembre de 2010

19/09/2010 - 25º domingo del Tiempo ordinario (C)

Inicio ..... Ciclo A ..... Ciclo B ..... Ciclo C ..... Euskera

19 de septiembre de 2010

Homilias de José Antonio Pagola

25º Tiempo ordinario (C)


Para leer, completas, todas las homilias de José Antonio Pagola para este domingo haz "clic" sobre el título del domingo, o "cliclea" sobre Ciclo C en el menu superior.
Lee tambien el documento "La hora de los laicos".

EVANGELIO

No podéis servir a Dios y al dinero.

Lectura del santo evangelio según san Lucas 16,1-13

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
[Un hombre rico tenía un administrador y le llegó la denuncia de que derrochaba sus bienes.
Entonces lo llamó y le dijo:
- ¿Qué es eso que me cuentan de ti? Entrégame el balance de tu gestión, porque quedas despedido.
El administrador se puso a echar sus cálculos:
- ¿Qué voy a hacer ahora que mi amo me quita el empleo? Para cavar no tengo fuerzas; mendigar me da vergüenza. Ya sé lo que voy a hacer para que, cuando me echen de la administración, encuentre quien me reciba en su casa.
Fue llamando uno a uno a los deudores de su amo, y dijo al primero:
- ¿Cuánto debes a mi amo?
Éste respondió:
- Cien barriles de aceite.
Él le dijo:
- Aquí está tu recibo: aprisa, siéntate y escribe «cincuenta».
Luego dijo a otro:
- Y tú, ¿cuánto debes?
Él contestó:
- Cien fanegas de trigo.
Le dijo:
- Aquí está tu recibo: escribe «ochenta».
Y el amo felicitó al administrador injusto, por la astucia con que había procedido. Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su gente que los hijos de la luz.
Y yo os digo: ganaos amigos con el dinero injusto, para que, cuando os falte, os reciban en las moradas eternas.]

El que es de fiar en lo menudo, también en lo importante es de fiar; el que no es honrado en lo menudo, tampoco en lo importante es honrado.
Si no fuisteis de fiar en el vil dinero, ¿quién os confiará lo que vale de veras? Si no fuisteis de fiar en lo ajeno, lo vuestro ¿quién os lo dará?
Ningún siervo puede servir a dos amos: porque o bien aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero.

HOMILIA

2009-2010 -
19 de septiembre de 2010


DINERO

La sociedad que conoció Jesús era muy diferente a la nuestra. Sólo las familias poderosas de Jerusalén y los grandes terratenientes de Tiberíades podían acumular monedas de oro y plata. Los campesinos apenas podían hacerse con alguna moneda de bronce o cobre, de escaso valor. Muchos vivían sin dinero, intercambiándose productos en un régimen de pura subsistencia.
En esta sociedad, Jesús habla del dinero con una frecuencia sorprendente. Sin tierras ni trabajo fijo, su vida itinerante de Profeta dedicado a la causa de Dios le permite hablar con total libertad. Por otra parte, su amor a los pobres y su pasión por la justicia de Dios lo urgen a defender siempre a los más excluidos.
Habla del dinero con un lenguaje muy personal. Lo llama espontáneamente «dinero injusto» o «riquezas injustas». Al parecer, no conoce "dinero limpio …

José Antonio Pagola

HOMILIA

2006-2007 – HACERNOS DISCÍPULOS DE JESÚS
23 de septiembre de 2007


CRISTIANISMO IMPOSIBLE

No podéis servir a Dios y al dinero.

Jesús era ya adulto cuando Antipas puso en circulación monedas acuñadas en Tiberíades. Sin duda, la monetización suponía un progreso en el desarrollo de Galilea, pero no logró promover una sociedad más justa y equitativa. Fue al revés.
Los ricos de las ciudades podían ahora operar mejor en sus negocios. La monetización les permitía «atesorar» monedas de oro y plata que les proporcionaban seguridad, honor y poder. Por eso llamaban a ese tesoro «mamona», dinero «que da seguridad».
Mientras tanto, los campesinos apenas podían hacerse con algunas monedas de bronce o cobre, de escaso valor. Era impensable atesorar «mamona» en una aldea. Bastante tenían con subsistir intercambiándose entre ellos sus modestos productos.
Como ocurre casi siempre, el progreso daba más poder a los ricos y hundía un poco más a los pobres. Así no era posible acoger el reino de Dios y su justicia. Jesús no se calló…

José Antonio Pagola

HOMILIA

2003-2004 – A QUIÉN IREMOS
19 de septiembre de 2004


NO MIRAR PARA OTRO LADO

No podéis servir a Dios y al dinero.

El hundimiento del socialismo en los países del Este ha traído como consecuencia el fortalecimiento de un capitalismo puro y duro. Ya no hay que pensar en ningún otro sistema alternativo. El único modelo para organizar la economía mundial es el Mercado Libre.
Es difícil no dejarse «domesticar» por los predicadores de la economía liberal. Se proclama que «nadie ha inventado todavía una economía más eficiente», pero no se nos responde a dos sencillas preguntas: ¿eficiente en qué?, ¿eficiente para quién?
Se nos asegura que el sistema capitalista es la forma definitiva de economía. Se ha llegado al final de la evolución del pensamiento humano (F. Fukuyama). No hay que buscar nuevos principios orientadores. Pero nadie nos dice que este sistema olvida las necesidades de dos tercios de la humanidad…

José Antonio Pagola

HOMILIA

2000-2001 – BUSCAR LAS RAÍCES
23 de septiembre de 2001


Título

(No se encuentra)

José Antonio Pagola

HOMILIA

1997-1998 – UN CAMINO DIFERENTE
20 de septiembre de 1998


PROGRESO

No podéis servir a Dios y al dinero.

El concepto de progreso que tan familiar resulta al hombre moderno es de origen relativamente reciente y ha nacido de la voluntad de emancipación y del avance de las ciencias en los últimos siglos. En otras épocas se ha vivido con la idea de estar anclados en un «eterno retorno» e incluso con la mirada puesta con añoranza en una «edad de oro» ya pasada.
Hoy tenemos la conciencia de estar viviendo en constante progreso. Cada generación edifica sobre los construido por las generaciones anteriores mejorando el pasado. Este progreso se toma como algo inexorable. Nada ni nadie podrá detenerlo. La Humanidad seguirá progresando indefinidamente hacia un futuro siempre mejor.
Naturalmente esta idea de un progreso irreversible es una creencia que no puede …

José Antonio Pagola

HOMILIA

1994-1995 – VIVIR DESPIERTOS
24 de septiembre de 1995


Título

(No se encuentra)

José Antonio Pagola

HOMILIA

1991-1992 – SIN PERDER LA DIRECCIÓN
20 de septiembre de 1992


CONSUMO, LUEGO EXISTO

No podéis servir a Dios y al dinero.

Probablemente, todavía no nos hemos percatado del profundo cambio socio-cultural que se ha producido entre nosotros, cuando grandes sectores de la sociedad han tenido acceso a un consumismo masivo.
En pocos años, la tecnología ha hecho posible la producción de toda clase de objetos, ingenios y aparatos. Pero, naturalmente, para poder venderlos, ha sido necesario estimular el apetito de los posibles compradores. Se han producido entonces dos hechos revolucionarios que van a configurar en adelante el estilo de vida del hombre contemporáneo.
Por una parte, se pone en marcha una publicidad cada vez más intensa y agresiva que acosa a las personas a lo largo de toda su vida, tratando de seducirlas con un mensaje muy sencillo: el ideal más deseable consiste en poseer cosas y disfrutarlas. Sin eso, la vida queda manca y sin …

José Antonio Pagola

HOMILIA

1988-1989 – CONSTRUIR SOBRE LA ROCA
24 de septiembre de 1989


CON DINERO PERO SIN FELICIDAD

No podéis servir a Dios y al dinero.

Para aprender a vivir de manera nueva, lo primero y más importante no es hacer grandes esfuerzos para cambiar nuestra vida. Lo verdaderamente decisivo es despertar y atrevemos a ver las cosas tal como son, dándoles su verdadero nombre.
Es sorprendente con qué sencillez desenmascara Jesús nuestras ilusiones y falsedades. Escuchemos sus palabras sobre el dinero: “No podéis servir a Dios y al dinero”
Nosotros creemos ingenuamente que nos servimos del dinero. Jesús nos habla de que servimos al dinero. Pensamos que somos dueños de nuestro dinero y no vemos que es el dinero nuestro dueño y señor. Creemos poseer las cosas y no nos damos cuenta de que las cosas nos poseen.
Nuestra sed de poseer y tener siempre más nace sencillamente de nuestra inseguridad...

José Antonio Pagola

HOMILIA

1985-1986 – BUENAS NOTICIAS
21 de septiembre de 1986


NO HAY DOLOR AJENO

No podéis servir a Dios y al dinero.

Teóricamente ya entendemos la radical incompatibilidad que denuncia Jesús, cuando nos grita: «No podéis servir a Dios y al dinero».
Sabemos que no puede uno, al mismo tiempo, vivir esclavo de su bienestar económico y escuchar sinceramente las exigencias de un Dios que es Padre predilecto de los más pobres y nos llama a estar cerca de los más necesitados.
Pero no nos sentimos demasiado interpelados. No creemos que estamos tan esclavizados por el dinero sino sencillamente que nos preocupamos de asegurar las necesidades más «normales» hoy en una familia.
Por otra parte, tampoco terminamos de creernos que la fe exija una constante y real solidaridad con los más abandonados. ¿No es suficiente «dar alguna ayuda» de vez en cuando?
La catástrofe que hemos vivido recientemente ha provocado …

José Antonio Pagola

HOMILIA

1982-1983 – APRENDER A VIVIR
18 de septiembre de 1983


COMPROMISO IMPOSIBLE

No podéis servir a Dios y al dinero.

El mensaje de Jesús obliga a un replanteamiento total de la vida. Quien escucha sinceramente el evangelio intuye que se le invita a comprender, de una manera radicalmente nueva, el sentido último de todo y la orientación decisiva de toda su conducta.
Es difícil permanecer indiferente ante la palabra de Jesús, al menos, si uno sigue creyendo en la posibilidad de ser más humano cada día. Difícil no sentir inquietud y hasta cierto malestar al escuchar palabras como las que hoy nos recuerda el texto evangélico: «No podéis servir a Dios y al dinero».
Y, sin embargo, se entiende bien el pensamiento de Jesús. Es imposible ser fiel a un Dios que es Padre de todos los hombres y vivir, al mismo tiempo, esclavo del dinero y del propio interés.
Sólo hay una manera de vivir como «hijo» de Dios…

José Antonio Pagola


Locations of visitors to this page

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La publicación de los comentarios requerirán la aceptación del administrador del blog.